Derecho Internacional: Una moda que no pasará de moda.

Por: Fabián Augusto Cárdenas Castañeda / Editor General  Blog “Debate Global”- Miembro Fundador ACCOLDI 

En la sociedad clásica, el derecho internacional fue un asunto que despertó el interés de algunos pocos jefes de Estado, filósofos y diplomáticos. Los intereses siempre estaban enfocados en las cuestiones internas y solamente de manera excepcional y –algunas veces- residual, se consideraba el rigor jurídico de las normas internacionales.

 

El derecho internacional ganó un interés mayor a partir 1945 en lo que se conoce en la literatura como el derecho internacional contemporáneo, en donde se impusieron parámetros de sociedad para los Estados a través de las denominadas normas de juscogens, como la prohibición del uso de la fuerza y sus derivados: la no intervención, la obligación de solucionar pacíficamente las controversias, inter alia. Sin embargo, en sus etapas iniciales y bajo los parámetros teóricos de la modernidad, la concepción del derecho internacional continuó siendo limitada, extremadamente formalista, “purista”, elitista, jerárquica y esencialmente interestatal, principalmente viciada por las equivocadas extremistas interpretaciones del positivismo impartidas por aquellos que resultaron ser mas kelsenianos que Kelsen y que determinaron la cultura jurídica de varias generaciones.

 

No obstante, desde que los conceptos de globalización e interdependencia se fueron concretando en la práctica internacional-que fueron vendidos como modelos teóricos de avanzada en los 90’s por los progresistas de la época-, se empezó a construir y consolidar una cultura jurídica cambiante, ajustada a lo que se conoce como la postmodernidad.

 

Esta postmodernidad –en la cual aún vivimos- trajo consigo la horizontalización del derecho, la apertura e inclusión de nuevos sujetos distintos al Estado, la inclusión de nuevas formulas (reglas secundarias) para la creación de fuentes, la flexibilización, la distención entre derecho y política, así como el direccionamiento de las relaciones internacionales a través de valores, metas, objetivos, e intereses comunes. Así mismo, y tal vez más importante, la postmodernidad ha conllevado el posicionamiento del derecho internacional de manera transversal en muchas áreas de las ciencias jurídicas y no jurídicas.

 

Para poner en términos comunes este discurso histórico-teórico que he brevemente resumido, podemos decir que ¡el derecho internacional está de moda! Hace una década era una minoría los que se dedicaban a esta ciencia, algunos con estudios, otros pocos empíricos, pero hoy abundan los internacionalistas, algunos de verdad y con una alta experiencia investigativa y práctica, otros improvisados; como todas las modas también existen por supuesto las imitaciones. No obstante, es labor de la academia en general hacer una defensa de la materia.

 

En el siglo XXI los internacionalistas no existen porque si, sino que esto se debe a la transversalidad que ha ganado la materia en asuntos que tradicionalmente se pensaban no tenían relación con el derecho internacional. Actualmente no se concibe un ejercicio completo del derecho comercial, de las empresas, laboral, constitucional, penal, etc, sin un marco de referencia internacionalista. ¡El estudio y la divulgación del conocimiento del derecho internacional es una necesidad!

 

Muchos de los eventos de mayor coyuntura e impacto a nivel nacional e internacional demandan análisis propios del derecho internacional. Baste poner como ejemplo el reciente fallo de constitucionalidad del Pacto de Bogotá que dio a conocer la Corte Constitucional, respecto del cual ACCOLDI hizo una intervención donde defendió la supremacía del derecho internacional. Este proceso –y recalco que es mi opinión personal tal como lo manifesté en la prensa– puso en evidencia los vacíos en derecho internacional de esta Corte. Quiero suponer que los mismos son generados por razones políticas y no por desconocimiento –esto sería vergonzoso-.

 

Así que el derecho internacional ya no es tema de unos pocos sino que es un asunto que concierne a todos, razón por la cual, el Blog Debate Global de ACCOLDI cuya circulación hoy se inaugura, aparece en un contexto de absoluta pertinencia, utilidad y necesidad. Por esa razón es que invitamos a los investigadores, docentes, estudiantes así como a los funcionarios públicos, de la sociedad civil y de la empresa privada, entre otros, a que consulten de manera constante los aportes que se hacen en DEBATE GLOBAL, ya que ellos sin lugar a duda enriquecerán las discusiones de coyuntura que interesan al Estado, la sociedad y la opinión pública. El derecho internacional es sin duda una moda que no pasará de moda.

 

@fbncardenas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s