Comentario a una posible presentación de excepciones preliminares por parte de Chile en el asunto sobre la Obligación de Negociar un acceso al Océano Pacífico (Bolivia c. Chile)

Por: Andrés Sarmiento Lamus / Miembro Activo ACCOLDI

El pasado 9 de Junio, la Presidenta de Chile Michelle Bachelet, se reunió con el Canciller Heraldo Muñoz y los diputados que conforman la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile, con el fin de analizar la posibilidad de presentar excepciones preliminares como respuesta a la demanda presentada por Bolivia el 24 de Abril del año 2013.

Con esta demanda, Bolivia busca que Chile negocie de buena fe una salida al mar con soberanía. De acuerdo con la solicitud Boliviana para incoar el procedimiento ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Chile ha incumplido reiteradamente la obligación de negociar una salida al mar con soberanía para Bolivia, contenida en diversos acuerdos y declaraciones atribuibles a representantes Chilenos de alto nivel.

En su solicitud para incoar el procedimiento ante la CIJ antes referida, Bolivia presentó como base de jurisdicción el artículo XXXI del Tratado Americano de Soluciones Pacíficas de 1948 (Pacto de Bogotá). Este tratado fue ratificado por Chile y Bolivia, el 21 de Agosto de 1967 y el 9 de Junio de 2011, respectivamente.

Según lo han establecido diversos diarios chilenos e internacionales, el análisis por parte de Chile a una posible presentación de excepciones preliminares se refiere a dos aspectos. Primero, la incompetencia de la CIJ para conocer de este asunto, por cuanto esta última solo puede pronunciarse sobre situaciones ocurridas con posterioridad a la ratificación del Pacto de Bogotá (la base de jurisdicción presentada por Bolivia), por parte de ambos Estados. Segundo, la presentación de las excepciones preliminares dentro de los 90 días posteriores a la presentación de la memoria por parte de Bolivia o como un capítulo dentro de la contra-memoria que Chile debe presentar el 18 de Febrero de 2015.

A continuación, el presente comentario se referirá a estos dos aspectos, en un intento por presentar la posición del autor respecto de la pertinencia de cada uno de ellos.

Respecto del primero de los aspectos, es posible que Chile pretenda sustentarlo en el hecho que los acuerdos y declaraciones en los que Bolivia sustenta la obligación de Chile de negociar de buena fe una salida al mar, son anteriores a la entrada en vigor del Pacto de Bogotá. Así, el argumento de Chile se basaría en la incompetencia ratione temporis de la CIJ para conocer del fondo del asunto. Sin embargo, este argumento podría no ser útil para los intereses de Chile. Esto, considerando que, de existir la obligación que Bolivia alega, esta tendría un carácter continuo y el incumplimiento de esta obligación subsistiría hasta el día de hoy. Por tanto, la CIJ se encontraría ante una violación de carácter continuado, respecto de la cual es competente desde el momento en que el Pacto de Bogotá entró en vigor para ambos Estados.

El segundo de los aspectos analizados por Chile guarda una estrecha relación con el aspecto anteriormente analizado. Es probable que, la razón por la cual Chile está considerando el momento en el cual presentar esta excepción preliminar, sea el hecho de que la misma no es lo suficientemente convincente como para que la CIJ declare no poder conocer del fondo del asunto. Por consiguiente, no resultaría adecuado presentar las excepciones preliminares dentro de los 90 días posteriores a la presentación de la memoria por parte de Bolivia.

En ese sentido, en caso de optar Chile por la presentación de excepciones preliminares, debería hacerlo incluyéndolas a la contra-memoria que debe presentar el 18 de Febrero de 2015. La razón para que esta opción resulte la más adecuada, la constituye el hecho que la excepción preliminar que Chile pretende avanzar no tiene un carácter meramente preliminar. Esto, por cuanto la CIJ debería, en primer lugar, determinar la existencia de una obligación de negociar de buena fe una salida al mar con soberanía para Bolivia. Al corresponder este aspecto al fondo del asunto, la CIJ estudiaría esta excepción al decidir sobre el fondo del asunto.

En conclusión, de la información hasta el momento disponible al público, Chile parecería no tener éxito con la excepción preliminar que pretende avanzar ante la CIJ. De todos modos, en caso de presentarla, debería hacerlo al momento de presentar su contra-memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s