Reseña del capítulo” Desenmascarando el tabú: La Corte Internacional de Justicia y el incumplimiento de sus fallos”

article.jpg

Por: Shanna Löfgren

Pasante Blog Debate Global – ACCOLDI

El objetivo de este capítulo[1] es examinar las consecuencias concretas que se derivan del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso Nicaragua vs. Colombia luego de la sentencia del 19 de noviembre de 2012, así como destacar las opciones jurídico-políticas que tiene el Estado colombiano para afrontar los efectos adversos del pronunciamiento judicial. Igualmente, se presentan las vías que a su vez tendría Nicaragua frente a una negativa de incumplimiento por parte de Colombia.

En la primera parte del capítulo los autores presentan, entre otras cosas, una revisión acerca de la naturaleza de la CIJ y sus decisiones, el concepto jurídico de controversia internacional en la jurisprudencia de la Corte, la relación institucional de la CIJ en el sistema de las Naciones Unidas (ONU) así como el papel que desempeña este órgano judicial en las controversias internacionales. En la segunda parte se tratan algunos antecedentes históricos de incumplimiento a fallos de la CIJ. En la tercera y última parte, se hace una revisión del costo jurídico- político del incumplimiento en el caso Nicaragua vs. Colombia.

El incumplimiento de los fallos de la CIJ como tabú

Es mucho lo que se ha escrito en relación con la naturaleza institucional de la CIJ y la ONU; sin embargo, los diversos incidentes jurídicos y políticos que pueden ocurrir después la emisión de un fallo se han estudiado en menor medida. Cabe resaltar aquí tres aspectos importantes: En primer lugar, el seguimiento y estudio del grado de cumplimiento de los fallos no hace parte de las funciones de la CIJ. Segundo, el número de casos de incumplimiento no es significativo; la auto-ejecución de buena fe es la regla general. Tercero, solo existe información suficiente de los casos hasta el fallo. Después de este, no se suele contar con ningún tipo de información: ninguna entidad monitorea la evolución de la situación pos-fallo.

Si bien el acatar y cumplir los fallos es la regla general que caracteriza la esencia del ejercicio de cualquier tribunal internacional, lo cierto es que, tradicionalmente, el incumplimiento a las sentencias de la CIJ ha sido un tabú en el derecho internacional. Este es sin lugar a dudas un aspecto trascendental en el ejercicio y práctica de este tribunal, que debe poner de manifiesto.

En cuanto al fallo Nicaragua vs Colombia y la sentencia de 2012, los autores destacan que “lo cierto es que el fallo ha generado un impacto muy grande para Colombia y para los colombianos que viven en la zona”. Un fallo emitido por un tribunal internacional, cuyas oficinas funcionan a más de 10.000 km de distancia del territorio colombiano – afectando a gran cantidad de población- ha generado sin lugar a dudas unos costos enormes -y con seguridad incalculables hasta el momento- para Colombia. “Perdimos biodiversidad, desarrollo del conocimiento, especies con potencial de uso medicinal, seguridad alimentaria, regalías por extracción de materia prima del lecho marino, territorio, patrimonio, soberanía sustento y protección para nuestros pescadores”.

La competencia de la CIJ

Los autores resaltan algunos aspectos importantes sobre la competencia de la CIJ. Este es el principal órgano judicial principal de la ONU, encargado de “decidir conforme al derecho internacional las controversias que le sean sometidas” (art. 38.1 y 38.2 Estatuto de la CIJ). La CIJ no es una corte universal. A su vez, la CIJ es un órgano de una organización internacional, cuya jurisdicción está determinada y limitada por la Carta de ONU y su propio Estatuto. Los fallos de la CIJ son definitivos y no son susceptibles de apelación, tienen fuerza vinculante entre las partes, y solo puede interponerse contra estos los recursos de interpretación y revisión, cumpliendo con los requisitos previstos en los artículos 61 y 63 de su Estatuto para que alguna de dichas opciones prospere.

En cuanto a su competencia y jurisdicción, la CIJ se basa en el consentimiento de los Estados y se extiende a los Estados Miembros de la ONU, pero no se limita a ellos. En cuanto a dichos Estados, estos tienen la obligación de cumplir las decisiones de la CIJ en todo litigio del que hagan parte. Finalmente, aunque las partes están obligadas a reconocer y acatar el fallo, estas en ocasiones esgrimen argumentos en contra de su efectiva implementación; es decir que si el fallo pone fin a la controversia jurídica interestatal, el problema relativo a su implementación puede dar lugar a otra controversia, esta vez política, que atañe directamente al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

¿Qué consecuencias tiene el no cumplir con un fallo de la Corte?

Los incumplimientos, parciales o totales, están motivados en alegaciones legales generalmente basadas en razones políticas. Los autores se preguntan “¿Qué consecuencias particulares –relativas a las relaciones de las partes en disputa– y generales –relativas a la comunidad internacional– trae el rechazo o inejecución de los fallos de la CIJ?” Los autores analizan varios casos de incumplimiento frente a la Corte, como por ejemplo el caso de Nicaragua vs. Estados Unidos en 1986, así como la controversia territorial, insular y marítima entre El Salvador y Honduras (con la intervención de Nicaragua) de ese mismo año. Otro caso interesante es el de la soberanía sobre ciertas parcelas fronterizas entre Bélgica y Países Bajos. De igual manera, se menciona el caso del Canal de Corfú, donde el desacuerdo perduró dos decenios, hasta que una comisión mixta propuso una delimitación de la zona, la cual fue finalmente acogida por las partes.

La eventual consecuencia jurídica como resultado del incumplimiento por parte de Colombia, sería la atribución de responsabilidad internacional, lo que generaría un hecho internacionalmente ilícito, atribuible (en principio) al Estado colombiano. Sin embargo, Colombia podría defender la existencia de circunstancias específicas de exclusión de la ilicitud del hecho (omisión), alegando fuerza mayor o estado de necesidad en consideración con los derechos de las comunidades afectadas, así como los aspectos de índole medioambiental que se verían afligidos por el cumplimiento del fallo.

Hasta el presente no se han registrado casos de expulsión de organizaciones internacionales o denuncia de tratados en los que expresamente se haya manifestado como causa la inaplicabilidad de un fallo de la CIJ. Con base en este antecedente, y teniendo en cuenta que no se pueden prever con exactitud las consecuencias, es improbable que el Estado que incumple un fallo sea sujeto a medidas del CSNU, sea expulsado de una organización internacional o que los recursos provenientes de la cooperación internacional se vean alterados. Puede ser que en la práctica no suceda nada más allá de reclamos verbales y declaraciones políticas.

Medidas posibles en el caso colombo-nicaragüense

Jurídicamente y de acuerdo a los procedimientos de la CIJ, solo existen dos alternativas ante el fallo obligatorio e inapelable: primero, la solicitud de interpretación del fallo, y segundo el recurso extraordinario de revisión. Ahora bien, en el contexto del caso colombo-nicaragüense, la utilización de este recurso puede producir resultados adversos. La Corte se vería avocada a justificar en detalle los vacíos de su decisión, lo cual resultaría aún más perjudicial para Colombia. Si hay algo con lo que se puede tener un margen de maniobra política es precisamente con esos vacíos. Por lo tanto, no resulta lógico entregarle de nuevo a la Corte tal potestad, de forma que se cierre toda opción.

En busca de alternativas por la vía jurídica, se ha considerado la posibilidad de acudir al escenario institucional de la ONU, como por ejemplo a la AGNU o el CSNU. No obstante, esta posibilidad en principio no es factible: un Estado cuyos intereses han sido afectados por un fallo de la CIJ difícilmente encontraría alternativas ante estos órganos de la ONU. Por lo tanto no existiría una instancia suprema que revisara las decisiones de la CIJ, sobre todo tratándose de procedimientos judiciales que gozan de toda la autonomía propia del ejercicio de la administración de justicia internacional.

En ese orden de ideas y dada la situación actual, la única alternativa restante por considerar es el incumplimiento del fallo, bien sea alegando imposibilidad o por simple decisión política discrecional. Ante la no implementación del fallo por parte de Colombia, Nicaragua no tendría un recurso específico dentro del Estatuto y Reglas de Procedimiento de la CIJ que le permitiera una salida concreta. Sin embargo, atendiendo a la relación intra-institucional entre la CIJ y el CS previsto en el artículo 94 de la Carta de la ONU, Nicaragua podría “recurrir al Consejo de Seguridad, el cual podrá, si lo cree necesario, hacer recomendaciones o dictar medidas con el objeto de que se lleve a efecto la ejecución del fallo”.

Los autores concluyen que el fallo inapelable del 19 de noviembre de 2012 no puede ser alterado ni modificado por ninguna de las vías jurídico-procesales existentes. Una solicitud de interpretación por parte de Colombia finalmente terminaría siendo más útil para Nicaragua, en la medida en que la CIJ no solo confirmaría su sentencia sino que especificaría de tal forma la implementación del fallo, que cerraría todo campo oscuro que eventualmente permitiera espacios de negociación entre las partes. También queda demostrado que cualquier emprendimiento político-diplomático que adelante Colombia ante el sistema de la ONU no sería exitoso. Lo anterior debido a que tanto la AGNU como el CSNU nunca se han aventurado a desautorizar o poner en duda ninguna de los fallos de la CIJ. Una hipotética medida atentaría contra la integridad, legitimidad y cohesión de la ONU, y una controversia de esta naturaleza entre dos países latinoamericanos no sería la mejor oportunidad para que se tomara por primera vez en la historia dicho riesgo.

Así las cosas, los autores concluyen que queda igualmente demostrado que las alternativas restantes son políticas. En la medida en que todos los casos reportados de incumplimiento ante la CIJ finalmente han sido resueltos por vía de la negociación directa, es precisamente la negociación bilateral Colombia-Nicaragua la única manera probable a través de la cual se puede poner fin a la controversia de forma que no implique la implementación del fallo de la CIJ.

* No deje de leer el libro “Derecho del litigio internacional: herramientas jurídicas y estrategia para la solución de controversias internacionales en el siglo XX / The Law of International Litigation: Legal Tools and Strategy for International Disputes Resolution in the 21st Century”, Centro de Estudios en Derecho Internacional CEDI, Pontificia Universidad Javeriana, 2015, a partir del cual se elabora la siguiente reseña. El capítulo referido puede servir como lectura orientadora para la conferencia organizada por la Asociación Cavelier del Derecho y la Academia Colombiana de Derecho Internacional ACCOLDI, que se llevará a cabo el próximo miércoles 27 de abril y se titula “El fallo de la CIJ en el caso de Nicaragua: Una lectura desde la Academia”. Para hacer la inscripción previa por favor abrir el siguiente enlace: Inscripción eventos Asociación Cavelier del Derecho.

[1] Este capítulo fue escrito en coautoría por Fabián Cárdenas Castañeda, Profesor de Derecho Internacional de la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad del Rosario, y Viviana Herrera Ramírez, Doctoranda en Ciencias Jurídicas de la  Universidad Montesquieu Bordeaux-IV (Francia). Para acceder al mismo basta con dar click en el siguiente enlace: Desenmascarando el tabú: La CIJ y el incumplimiento a sus fallos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s